extintores-carber2

El extintor de espuma es de extraordinario valor en la extinción de incendios de clase B (líquidos inflamables derivados del petróleo). En estos tipos de incendio la espuma extingue por ahogamiento, pues siendo más leve que el combustible en combustión, debido al gas carbónico contenido en las partículas de espuma, forma una capa espesa que aparta la superficie en llamas.

La espuma no es recomendable en la extinción de incendios móviles (donde los líquidos están en movimiento), porque el desplazamiento la dispersa impidiendo así la formación de una capa compacta.

Ciertos líquidos inflamables, tales como los alcoholes y otros que se mezclan con el agua, hacen que la espuma se destruya.

Es de los tipos de extintores más antiguos y su espuma es producida por una reacción química entre dos soluciones A y B, colocadas en las cámaras interna y externa, respectivamente.

Como vemos, este extintor se compone de dos cámaras: en la mayor, o sea la externa (B), se almacena cerca de 2 ½ galones de agua en la que se disuelve el bicarbonato de sodio y el agente estabilizador que forma la espuma (alcazus). En la cámara interior (A) se coloca el sulfato de aluminio disuelto en dos litros ¼ de agua normal. Al invertirse el aparato, cuyo volumen es de 10 veces el volumen del extintor, por lo tanto es forzado a salir con fuerza el aparato.

Al usarse el extintor de espuma debe recordarse que el objeto principal es el de cubrir la superficie incendiada con una capa de espuma y ahogar las llamas. Por lo tanto, es preferible dirigir el chorro hacia uno de los extremos del fuego e ir cubriendo toda la superficie. En casos de tanques o recipientes, el chorro debe dirigirse hacia uno de los costados y dejar que la espuma vaya cubriendo la superficie.

Empresa de extintores en surco

empresa de extintores en ate

empresa de extintores en chosica

empresa de extintores en lince

empresa de extintores en san juan de lurigancho

empresa de extintores en miraflores